¡A llevar la voz pobladora a la Convención Constitucional!

Arrinconadas por la movilización popular las clases dominantes se vieron obligadas a convocar a la elaboración de una nueva Constitución y si bien los mecanismos aprobados son tramposos e intentan limitar la participación del pueblo organizado, el proceso constituyente nos plantea la oportunidad histórica de escribir nuestra propia Constitución en un país que desde su fundación ha sido gobernado por y para unos pocos.

También te puede interesar